HUMOR FILOSÓFICO

El Gallo

El Gallo (Rafael Gómez Ortega),

fue un torero español

muy famoso, hermano del

más famoso aún Joselito, que

se relacionaba con lo mejor

de la sociedad de su tiempo.

Cierto día alguien quiso presentarle

a Don José Ortega y

Gasset y al preguntar quién

era este señor le contestaron

que era el más eminente filósofo

español del momento.

Entonces, el matador pidió

que le explicaran en qué consistía

su profesión. “Los filósofos

se dedican a pensar” le

contestaron. Asombrado, el

Gallo contestó “Hay gente

pa' tó”.

martes, 25 de mayo de 2010

EL MUNDO ESTÁ A PUNTO DE NAUFRAGAR

El mundo flota a la deriva, sin tripulación ni capitán que sepan cómo controlarlo. Quizás, la causa de esta desconcertante navegación haya sido la forma de actuar de la tripulación y su capitán. Lo que sí es seguro es que algo está fallando. Pero, ¿se les puede echar toda la culpa a la tripulación y al capitán? ¿En realidad tienen la culpa los gobernantes y su política de gobierno?


Algunos afirman con total seguridad que la culpa la tiene el capitalismo. Capital. Aquellos que desconozcan su significado pensarán en algo bueno, beneficioso, pero bien es cierto que esta palabra tiene varias connotaciones negativas, entre las que destacaría: desigualdad. Sin duda, quien busca en el capitalismo el causante de este inminente naufragio (si no lo hemos sufrido ya) no va del todo desencaminado, aunque tampoco está del todo en lo cierto.

Por todos es sabido el gran caos y la enorme crisis que, en cierto modo, ha creado el ya famoso capitalismo (¿el capitalismo o los capitalistas?). Pero hay que hacer una reflexión más profunda acerca de este sistema. Entre sus características encontramos: creación de riqueza, medios de producción privados, predominio del capital sobre el trabajo... Desde mi punto de vista, es el mayor creador de desigualdad. Aunque, ¿esto quiere decir que el comunismo (algo así como su contrario) es el creador de igualdad? Se podría decir que, teóricamente, sí, pero en la práctica ha quedado demostrado que tanto uno como otro crean una acuciada desigualdad, que día a día deriva en la corrupción y en la pobreza.

Muchos, defensores del capitalismo, tienen como modelo de sistema comunista a China o a Cuba. Pero, hay algo que no tienen en cuenta: aunque pretendan disfrazarlo de democracia, en ambos países existe realmente una dictadura. Bien es cierto que, hasta el momento, el comunismo ha derivado en dictadura. Sin embargo, ¿son estos regímenes comunistas verdaderos o simplemente prácticas incorrectas de éste? ¿Fue de este modo como ideó Marx el comunismo? Según decía Marx, es necesaria una dictadura del proletariado, aunque, con esto se refería, de forma simbólica, a que hay que defender los derechos de los trabajadores y que es necesaria una igualdad verdadera de clases, con toda la utopía que esto supone.

Entonces queda preguntarnos que, con lo bonito que parece en el papel, por qué no se ha impuesto, como lo ha hecho el capitalismo. La respuesta, al menos para mí, es clara: las personas, en general, somos egoístas y, la mayoría de las veces sólo buscamos el lucro propio. Éste es el “beneficio” que aporta el capitalismo a aquellos que toman el poder y, por tanto, ¿para qué pararnos a pensar si puede haber solución para todas aquellas personas con menos capital que nosotros? Así pues, un sistema comunista no sólo es difícil de conseguir, sino que también lo es de mantener.

Ante estas expectativas de naufragio inminente, ¿qué nos queda? Continuar navegando sin rumbo fijo o comenzar a remar y concienciar a los pasajeros que tanto el capitán, como la tripulación, como ellos mismos son iguales y fundamentales en la labor del barco. Hasta el día en que nuestra sociedad se conciencie de nuestra igualdad y nuestra importancia, de cada uno en especial, en ella, el capitalismo seguirá triunfando y el comunismo seguirá derivando en continuas dictaduras. Mientras tanto, cada uno seguirá remando hacia el lado que le convenga.

Vicente Roca Agujetas (2º BCyT)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada