HUMOR FILOSÓFICO

El Gallo

El Gallo (Rafael Gómez Ortega),

fue un torero español

muy famoso, hermano del

más famoso aún Joselito, que

se relacionaba con lo mejor

de la sociedad de su tiempo.

Cierto día alguien quiso presentarle

a Don José Ortega y

Gasset y al preguntar quién

era este señor le contestaron

que era el más eminente filósofo

español del momento.

Entonces, el matador pidió

que le explicaran en qué consistía

su profesión. “Los filósofos

se dedican a pensar” le

contestaron. Asombrado, el

Gallo contestó “Hay gente

pa' tó”.

lunes, 1 de junio de 2009

LUNA LLENA


Desde la falda de tu paisaje, la luz se cuela en un valle imposible. Cae el misterio y se derrama desde arriba la invasión del etéreo rumor de los astros. Aquella misma canción que hacía dormir los acantos en capiteles de insonoras estancias cuajadas en el tiempo de los siglos. Restaura el color de la vigésima dinastía de los apátridas, devuelve a los que se fueron y relata los episodios de las caracolas que cantaban desde la profundidad del mar del deseo. Tensa las maromas de la embarcación profunda de tus párpados y a lo lejos tililan las luces de los barcos rebuscando en la plana sombra rizada de la espalda del mar. Aquí, sobre la piel inmersa en la oscuridad una cresta bañada de azul delinea con un estilógrafo la silueta brillante de una cordillera de cambiante orografía. La resistencia del ser contra la Nada se trueca en visión plasmática, huella sensible atornasolada. Pasillo estrecho de blancos y plomos: relatos de extranjeros en las costas de tu vientre, sobre los hombros un mercante deja su bramido nocturno. Allá abajo serpentea el camino como una cinta de plata que termina en el borde de la cama. Azul, blanco y plomo".

Benjamín Castillo Barragán (Jefe de Estudios)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada