HUMOR FILOSÓFICO

El Gallo

El Gallo (Rafael Gómez Ortega),

fue un torero español

muy famoso, hermano del

más famoso aún Joselito, que

se relacionaba con lo mejor

de la sociedad de su tiempo.

Cierto día alguien quiso presentarle

a Don José Ortega y

Gasset y al preguntar quién

era este señor le contestaron

que era el más eminente filósofo

español del momento.

Entonces, el matador pidió

que le explicaran en qué consistía

su profesión. “Los filósofos

se dedican a pensar” le

contestaron. Asombrado, el

Gallo contestó “Hay gente

pa' tó”.

martes, 25 de mayo de 2010

ASÍ ES EL MUNDO...

Vivimos en una sociedad muy compleja donde la violencia cada vez se está apoderando más de la humanidad. Hasta el punto de que cuando salimos a la calle nuestros padres se sienten preocupados, asustados...


Desde que nacemos nos inculcan unos deberes, unos derechos, unos valores... A medida que somos mayores vamos entendiendo la necesidad y la importancia de las leyes para convivir en esta sociedad.

Hay leyes que, desde mi punto de vista, me parecen absurdas, aunque entiendo que todas las leyes son buenas si están bien aplicadas como la ley del aborto, no comprendo que una niña de tan sólo 16 años sea responsable para abortar sin el consentimiento de sus padres, mientras que en un instituto público te prohíben salir a comprar un bocadillo y te obligan a traer una autorización de tus padres para ir de excursión a tu propio pueblo.

Desde estas líneas quiero reflejar mi postura ante esta situación que a mí personalmente me afecta ya que tengo 17 años y está sociedad me considera responsable para ponerme ante un riesgo como es abortar y en cambio no somos lo suficientemente responsables para salir de un centro docente a desayunar, aunque comprendo la postura del centro y sus normas, pero no entiendo esta diferencia de responsabilidades que esta sociedad nos marca.

Beatríz Machío Díaz (1º BSO)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada